¿Has estado en la Capilla Sixtina? Pincha en la imagen y date una vueltecita sin aglomeraciones...

Nueva página de Selectividad para Historia del Arte.

Se ha renovado la página de Selectividad de Historia del Arte de nuestra web. Actualizada a día de hoy con todas las orientaciones necesarias para la Selectividad de este año 2021.

Roma'2020. Parece mentira....

Roma'2020. Parece mentira....

Calificaciones aquí en el blog.

El poner las notas aquí en el blog viene para dar respuesta a dos necesidades: la primera que el alumno tenga su nota cuanto antes (no solo es de agradecer, sino que, además, hace que la nota sea verdaderamente útil); y la segunda para que los padres, sin duda, también sepan, lo antes posible y a tiempo, cómo marchan sus hijos.

Es por esto que se ruega que no se hagan circular por otros lugares y otros modos para evitar que se saquen de contexto.

No obstante, si alguna familia tiene problemas con conocer las notas de su hijo por anticipado aquí en el blog, no tiene más que hacérmelo saber.

domingo, 29 de marzo de 2020

Día 16 después del día C. Domingo 29. Papá, no te lo vas a creer…

Día 16 después del día C. Domingo 29. Papá, no te lo vas a creer…

Esta mañana sonó el teléfono en el Cielo. Era Johnny (se llama Juan, pero en el instituto, todo el mundo lo conocía por “el Johnny”). El Johnny lo único bueno que ha hecho en su vida es que, gracias a él, su padre se ganó el cielo. Lo pusieron en espera cinco minutos escuchando en bucle el “Padrenuestro” de Simon y Garfunkel y el “Aleluya “de Leonard Cohen, y, por fin, se puso el pobre hombre que todo el barrio conocía como “el padre de Jonny”.

-¿Johnny? Hijo mío, ¿qué has hecho esta vez?

-Nada, padre, nada. Que te llamo porque por fin se me ha resuelto la vida… ¡¡¡Que he encontrado trabajo!!!

-Déjate de tonterías, Johnny… No me gastes esas bromas…

-Que no papá, que no. Que por fin he encontra…

-Pero eso, ¿cómo va a ser? Si tú no tienes ni el título de Preescolar…

-Pues eso… Es que por lo visto, ya me han encontrado categoría profesional...

-¿Categoría profesional? No me hagas reír…

-Sí, papá: soy “trabajador no esencial”. Es un pelotazo. Justo lo que llevo buscando toda la vida. ¿Te acuerdas la tabarra que me dabais con que tenía que estudiar, que así no me iba a poder ganar la vida? ¿Te acuerdas de las collejas que me dabais diciendo aquello de: “Mira Manolito, ése sí que va a llegar a donde quiera? ¿Te acuerdas? Pues nada: ahí está el Manolito con sus dos carreras, un máster y el C1… y comiéndose los mocos. ¿Y yo qué? Pues aquí está el tío con su pedazo de trabajo de “trabajador no esencial”.

- A ver, a ver… ¿Te estás quedando conmigo? ¿Qué puñetas es eso de “trabajador no esencial”?

-A ver papá, a ver cómo te lo cuento para que te enteres… Que trabajador no esencial no puede ser cualquiera, ¿eh? No te creas tú que esto es un trabajo que lo dan al primero que se presenta… No, qué va… Para ser trabajador no esencial tienes que llevar un buen currículum que demuestre que no haces falta, que la empresa o lo que sea puede funcionar sin ti… Vamos que no se note si estás o no… como un fantasma…

-Pero, bueno hijo… no te molestes, pero… lo malo serán las condiciones de esa mierda de puesto, hijo…

-¡Qué mierda de puesto, papá! Que no me estás siguiendo… ¿Que qué condiciones? Ahí llega lo mejor: como eres un inútil no tienes que hacer nada, te mandan a tu casa, sigues cobrando y, además, no te pueden echar.

-¡No me jodas! ¡Eso sí que es un pelotazo!

-Sí, papá… Pero tenía que pedirte un favor… Es que esto tiene una peguita…

-No, si ya sabía yo que…

-Verás, el problema es que esto trae letra pequeña… Es que esto será así hasta que terminen con el bicho ése que tiene loco a todo el mundo. Porque, por lo visto, en cuanto lo maten, o te ponen en la calle o te hartan a trabajar por ti y por todos tus compañeros. Y, papá, tú sabes que yo por ahí no paso…

-¿Y entonces?

- He contactado con otros trabajadores esenciales y estábamos pensando en crear un sindicato para presionar al gobierno, porque a ver qué trabajo les costará alargar el confinamiento ése… Pero luego se me ha ocurrido algo más sencillo… Que, como tú tienes mano en el Cielo, lo mismo podías pedirle a San Pedro que el bicho aguante un poco más… un poco, lo justo por lo menos para que quede el paro.
En fin, papá, que, por fin, puedes estar orgulloso de mí. Que ahora soy la envidia de todo el mundo. Ya verás tú cómo este año va a haber una epidemia vocacional y, después de la Selectividad, la carrera que querrá elegir todo el mundo será la mía: “trabajador no esencial”.
La imagen puede contener: 6 personas, exterior

No hay comentarios: