¿Has estado en la Capilla Sixtina? Pincha en la imagen y date una vueltecita sin aglomeraciones...

Nueva página de Selectividad para Historia del Arte.

Se ha renovado la página de Selectividad de Historia del Arte de nuestra web. Actualizada a día de hoy con todas las orientaciones necesarias para la Selectividad de este año 2021.

Roma'2020. Parece mentira....

Roma'2020. Parece mentira....

Calificaciones aquí en el blog.

El poner las notas aquí en el blog viene para dar respuesta a dos necesidades: la primera que el alumno tenga su nota cuanto antes (no solo es de agradecer, sino que, además, hace que la nota sea verdaderamente útil); y la segunda para que los padres, sin duda, también sepan, lo antes posible y a tiempo, cómo marchan sus hijos.

Es por esto que se ruega que no se hagan circular por otros lugares y otros modos para evitar que se saquen de contexto.

No obstante, si alguna familia tiene problemas con conocer las notas de su hijo por anticipado aquí en el blog, no tiene más que hacérmelo saber.

miércoles, 1 de abril de 2020

Día 19. Miércoles 1 de abril. No va a quedar más remedio que montarse una fuga de Alcatraz...

Día 19. Miércoles 1 de abril. No va a quedar más remedio que montarse una fuga de Alcatraz...
¡No me lo puedo creer! ¡Qué barbaridad! Parece mentira, pero ya hemos cambiado de mes. ¡No veas el trabajito que me cuesta ya saber cuánto tiempo llevamos cumplido de condena! ¡Estoy de un perdido! No es que me cueste saber cuántos días, es que me cuesta saber en qué semana estamos. Porque, vamos por la tercera semana, ¿no? ¡La tercera semana! Yo creo que más de uno hasta ha empezado a poner marcas en las paredes para no perderse…
IIIIIII IIIIIII IIIII
Además, el problema de todo esto es que el juez todavía no nos ha dicho de cuánto es la condena definitiva. Como te lo digo: el tío va y, de vez en cuando, cuando le parece, va y te echa otra quincenita… Es jodido, ¿eh? Eso de que te vayan comunicando la sentencia a plazos… Yo creo que eso no tiene que ser ni legal ni ná.
Y, bueno, la cosa está como para fugarse. ¡Pues no se ven coches de policía por ahí! Si da cosa hasta de bajar la basura… Es que vas mirando para un lado y para otro esperando que en cualquier momento te den el alto… ¡Vaya, es que han llamado a patrullar hasta a los reservistas de la policía local!
Pero una cosa te voy a decir: yo creo que a mí ya me está afectando. Y me preocupa, la verdad. Al empezar el encierro nada más que hacía mirar por las ventanas y pensaba en salir y salir. Pero ahora me preocupa un pensamiento que me lleva asaltando desde hace varios días: ya me da igual salir, no lo echo ni de menos, ¿sabes? Estoy como conformado. Es más: ña calle me parece de una incomodidad, da como asquito, qué sé yo. Con lo seguro que está aquí uno todo encerradito… Vamos que desde la ventana veo el coche y sé que tendría que ir a arrancarlo, pero es que me da una pereza…
Como no estaremos de hechos ya a estar encerrados que el otro día me dijo mi hija: “Oye, ¿a qué hora quedamos para merendar?”. Pero bueno, ¿a qué viene eso de “quedamos para merendar”? ¡Quillo, ahora, a ir a la cocina le decimos “quedamos”!
Pues la cosa no ha quedado ahí. El momento en que me he dado cuenta de que estoy hecho ya al encierro es cuando, después de desayunar, esta mañana le suelto a mi mujer: “Bueno, que me voy, me voy a trabajar”. Vamos, que lo que iba era al salón a sentarme delante del portátil para dar una clase en directo…
Pues sí, esto no tiene marcha atrás: que va a ser que ya me he institucionalizado. ¿Mira que si ahora va a resultar que no me voy a adaptar a hacer la vida fuera de estas cuatro paredes?
Ahora que ya verás tú cómo, para fastidiarme, cuando más a gusto esté, me vienen y me sueltan. Y eso sí que no, ¿eh? Por ahí no paso, a mí que no me vengan así sin anestesia; a mí que no me suelten de repente: “Hala, que ha terminado la condena, que ya se te ha terminado esto”. Así, a mí no, ¿eh? A mí que me avisen con tiempo. Que me avisen con tiempo, que yo necesito ir haciéndome a la idea poquito a poco… Bueno y, además, otra cosa te digo: solo me faltaba que me soltaran con algún armario a medio ordenar o una serie a medio ver.
Así que yo creo que voy a empezar a no portarme tan bien… No sé simular alguna fuga, exigir un bis a bis… Es que me estoy portando tan bien que se lo estoy poniendo a güevo al alcaide. Vamos que cualquier día me deja caer la ocurrencia de que ha recomendado que me den el tercer grado por buena conducta.
Menos mal que en este mundo tan cambiante, hay cosas que están más fijas que los barrotes de una celda. Podrán atrasar las oposiciones, el curso escolar, la Feria y hasta los Juegos Olímpicos, pero mira cómo no ha caído la breva con la Campaña de la Renta: ¡Anda que también les ha faltado tiempo para ponerla en marcha!

No hay comentarios: