4ºA. Cambio HORARIO entrega de notas: VIERNES 23 A LAS 12:00. Difunde el aviso.

4ºA. Cambio HORARIO entrega de notas: VIERNES 23 A LAS 12:00. Difunde el aviso.
Dale difusión al aviso.

Calificaciones aquí en el blog.

El poner las notas aquí en el blog viene para dar respuesta a dos necesidades: la primera que el alumno tenga su nota cuanto antes (no solo es de agradecer, sino que, además, hace que la nota sea verdaderamente útil); y la segunda para que los padres, sin duda, también sepan, lo antes posible y a tiempo, cómo marchan sus hijos.

Es por esto que se ruega que no se hagan circular por otros lugares y otros modos para evitar que se saquen de contexto.

No obstante, si alguna familia tiene problemas con conocer las notas de su hijo por anticipado aquí en el blog, no tiene más que hacérmelo saber.

lunes, 22 de junio de 2015

A mis queridos "amigos pequeños" del 4ºD.

A mis queridos amigos pequeños del 4ºD. Permitidme unas palabras...

Ahora que llega el final, después de una larga travesía que a mí se me ha hecho muy corta, toca echar amarras y dejaros saltar a puerto. El Capitán saltará el último. El Capitán echará de menos a tanto buen marinero. El Capitán echará de menos tantos buenos momentos. El Capitán echará de menos. El Capitán os echará de menos. Os echará de menos. Os echaré de menos. Siempre vuestro, mis queridos amigos pequeños.


4ºD.
NOTAS FINALES
Fecha: 18 junio 2015


1.      Nicolás A.: 7. He disfrutado mucho de ti, Cásper. Serás siempre ese alumno casi traslúcido que, sentado junto a Javi, estabas siempre pronto a cualquier broma, a cualquier chascarrillo. Echaré de menos tu sentido del humor. Creo que, detrás de esa coraza, hay un tipo mucho más sensible de lo que casi todos piensan. Un abrazo.

2.      Inmaculada C.: 5. Todo el mundo no tiene por qué ser una sonaja. Tú serás siempre esa alumna que pretendía pasar desapercibida y de tímida mirada y sonrisa. Sé que el curso te costó trabajo, lo sé, aunque también es verdad, cómo decirlo, que tampoco trabajaste tanto siempre… ¿verdad?


3.      Alejandro C.: 4. Lástima. Estoy seguro de que si hubieras llegado antes, no te habrías quedado descolgado. Me equivoqué: siempre pensé que terminarías aprobando. Siempre lo pensé, pero me equivoqué. Es hora de cambiar de rumbo, Ale. Es hora de ponerse: este descolgamiento debe ser solo provisional. Tiene arreglo. Ponle arreglo.

4.      Joaquín C.: 9. Gran trabajador donde lo haya. Siempre discreto, siempre trabajador. Como alumno, para mí, eres todo un seguro: seguro que estudia, seguro que trabaja, seguro que atiende. Eres un tipo absolutamente encantador. Tu discreción, tu ser siempre correctísimo, te hace una persona agradable donde la haya. Además, creo que no me equivoco si afirmo que poco a poco te has ido abriendo a más gente y te he visto disfrutar mucho más que el año pasado. Ha sido un verdadero placer tenerte de nuevo como alumno. Serás para mí siempre uno de esos a los que llamo mis amigos pequeños. Un placer.

5.      Pablo D.: 10. Sigues siendo un alumno diez. Ahí está el tío: tantas veces sin llamar la atención, sí, pero siempre está ahí. Además me alegra, y mucho, el paso al frente que has dado este año lanzándote con soltura a hacer exposiciones. No está mal, ¿eh? Se te sigue viendo bastante seguro en todo lo que haces. Sigues creciendo como persona lo que, sin duda, es lo que verdaderamente importa. Después de dos años, sigo sin conocerte un mal gesto o la más mínima protesta. Un placer.

6.      Ofmara F.: 5. ¡¡¡Lo conseguiste!!! ¡¡¡Te lo dije!!!  Todavía recuerdo las veces que te veías impotente cuando no te salían las cosas como querías y estabas tentada de abandonar. Paciencia, paciencia, paciencia. Cuántas veces te puede tu yo… ¡Qué impulsiva! Pero aquí estás: haciendo bueno el esfuerzo del curso y estando a punto de llevarte tu título. Me alegro, y mucho, y lo sabes. Te recuerdo de los primeros días: esa alumna mayor… ¿sería verdad que quería ponerse en serio a titular? Esa es la duda que tienes siempre con alumno que ha repetido ya. Pues con tu trabajo y tu constancia te has encargado día a día de dar respuesta y despejar la duda. Enhorabuena!!!

7.      Fu Yu: 6. Ah, esa alumna que no quiere ni pa’tras que le pellizques el moflete. Bueno, me aproveché el día de la graduación, ¿verdad? Ah, soy un maldito traidor. XDXDXD. Hay que ver cómo has ido pasando por encima del curso y eso a pesar de las dificultades que tienes con el idioma. Y es que muchas veces, como trabajas tanto, casi nos haces olvidar que el idioma te cuesta. Chica discreta a la que gusta tan poco, tan poco llamar la atención. Quizás, por eso, tienes una vida paralela que plasmas en esos dibujos increíbles que realizas. Eres toda una artista. Un placer.

8.      Javier G.: 10. ¡¡¡Enhorabuena!!! Al principio, cuando se te mira, uno siempre tiene la duda de si detrás de esa sonrisa hay un alumno con interés o un alumno que se guasea de uno (no sé por qué, porque yo no doy motivo alguno XDXDXD). Pero cuando se te ve moverte, uno se da cuenta de que es un lujo tenerte en clase. Muestras un interés más que sincero y, tantas veces, te he visto más preocupado por aprender que por obtener reconocimiento y una nota. Vamos, soy testigo de que en ocasiones has trabajado, cómo decirlo, gratis. Tus chascarrillos con Nico han sido un gustazo durante el año y lo hemos disfrutado. Gracias por ser como eres. Ha sido un placer y una suerte ser tu tutor.

9.      Alfredo G.: 10. Ahí está el tío. Ahí se va con su diez sin despeinarse, como quien no quiere la cosa. Sigues siendo la persona con mejor rendimiento que conozco: máximo beneficio con mínimo esfuerzo. Pero el caso es que no hay quien te pille en un fuera de juego. ¿El plan de estudio? Estar, lo que se dice estar, estaba ahí, sí señor. Y así todo. Una lástima que seas bético, cachis. Algún defectillo tenía que tener el tío. Me quedo con tu sonrisa y con el tío que supo hacer todas las exposiciones posibles… ¿por qué sería? Un abrazo y un placer.

10.  Carlos G.: 8. Carlos es Carlos. Y con eso está dicho tó. Eres una buena persona. Un hombre bueno. Eres veraz y sincero. Te tiras a la piscina y, cuando no hay agua, aceptas el coscorrón. Reconoces los errores con facilidad, lo que dice mucho de ti, de tu nobleza. Te lo has currado un montón, porque esa es otra de tus características: trabajador. Y, por último, como amigo no tienes precio: amigo de tus amigos. Ha sido un placer conocerte. Se me olvidó preguntarte: ¿cómo fue el campeonato del fin de semana?

11.  Ana L.: 1. Lástima. Todo empeoró cuando la pelirroja se puso el pelo azul…

12.  Samuel L.: 10. ¿Karpov o Kasparov? Difícil elección. Con qué quedarme de ti. No lo sé tampoco. Tu atención, ejemplar: eres capaz de quedarte con lo que se explica al vuelo. Pero eso no es magia: la atención requiere esfuerzo. También destaca el que sepas extraer lo fundamental de las cosas, lo cual tampoco es magia: requiere entrenamiento. Estudias para un diez. Eso sí, con lo que llevas asimilado de clase y con el esquema previo, tienes medio examen preparado de por sí… Y así podría seguir. ¿Qué decir? Que eres el ejemplo del trabajo bien hecho. Por encima de todo, como buen ajedrecista, yo destaco de ti dos cosas: tu capacidad de análisis y el ser tan observador, lo que se ve en tu mirada penetrante. Un placer haber sido tu tutor.

13.  Lucía M.: 9. Estimada (estimadísima) Sta. Colorada. Me inspiras tanta ternura… Echaré mucho de menos tu sonrisa y tu aprecio. Es verdad que eres una gran trabajadora (el resultado no es casual), que siempre estás atenta, que siempre sigues las orientaciones que se te dan (bueno, lo de estudiar leyendo, no siempre), que siempre haces tus tareas,… Sí, pero yo me quedo con la otra Lucía, esa Lucía cariñosa y sincera, esa Lucía que sonríe. Esa Lucía. Todavía recuerdo la sonrisa que me dedicaste el primer día de este curso, cuando tuvimos la suerte de coincidir de nuevo. Con ella me quedo. Un abrazo. Sabes que ha sido un placer haber tenido la suerte de darte clases de nuevo.

14.  Marta Ma.: 8. ¿Marta Mo. O Marta Ma.? Más de medio curso con la misma duda. La chica del archivador perfecto, de las tareas perfectas. La chica del trabajo impecable o, por simplificar, sencillamente del trabajo. Porque, como alumna, sobre todo, has sido una trabajadora increíble. Tus notas han sido ganadas a pulso con una dosis enorme de trabajo. Has derrochado entusiasmo y, a pesar de que muchas veces te costaba, nunca te he visto protestar ni bajar los brazos. Sigue siempre así. Sigue con esa mezcla de inocencia, trabajadora impecable y amiga fiel.

15.  Manuel M.: 6. Cuando te vi por primera vez, sabía que eras de los que lo tendrían más complicado. A lo largo del curso siempre te animé a no desfallecer, porque sabía que para ti el esfuerzo resultaba imprescindible y que no tenías margen de maniobra: como te dejaras ir un poco, corrías el riesgo de descolgarte. Has sido un beneficiado más del tirón académico del curso, cierto. Pero el grupo también ha tenido la suerte de tenerte por compañero: siempre estabas ahí, siempre positivo, siempre se podía contar contigo. Un abrazo. Dejo en ti a otro amigo pequeño. Enhorabuena. Un placer.

16.  Luisa M.: 2. Lástima que no aprovecharas el tirón del grupo.

17.  Marta Mo.: 8. ¿Marta Mo o Marta Ma? Y ahí estaba yo mirando a las dos alternativamente intentando descifrar el acertijo. No daba ni una, hasta que un día acerté y, a partir de ahí, como por arte de magia, no me volvió a suceder. A partir de ese día, se rompió la magia, porque tenía su gracia ese momento diario de duda y ver cómo el profesor era capaz de fallar todos los días en un dilema tan sencillo. Qué quieres que te diga: que he disfrutado teniéndote en clase, lo sabes; que podías aspirar a más, lo sabes; que no siempre te esforzaste lo máximo, lo sabes… Sabes muchas cosas. Académicamente creo que has ido calculando y la cosa te ha ido bien. No has calculado a lo mínimo, pero sí a lo máximo: siempre tenías claro hasta dónde te merecía la pena esforzarte. Morena, ha sido un placer ver esa sonrisa perenne: nevara (ojalá, sin exagerar que esto es Alcalá no el Tibet), venteara, lloviera o hiciera caló, mirar hacia la izquierda era siempre toparse con tu sonrisa.  Ha sido un placer contar contigo como alumna.

18.  Aarón M.: 6. Ay que ver lo que coinciden tus padres con los de Yaiza; creo que harían buenas migas, que me da a mí en la nariz. Intuición masculina. Qué equivocado estaba yo contigo. Cuando en futuros años invite a los alumnos a no prejuzgar, me acordaré de mi relación contigo. Fíjate, ya te lo he dicho alguna vez, que te tenía por graciosillo e irresponsable. Quién me iba a decir que a ese que yo creía irresponsable le terminaría por decir que tenía que trabajar menos. ¡Qué equivocado estaba! Como persona no tienes igual: tu mezcla de timidez y capacidad de trabajo. Ha sido un placer contar contigo.

19.  Yaiza M.: 8. Estimada Lectora rebelde. Siempre dispuesta a trabajar (bueno, a veces, no le hacías asco a que se rebajara alguna tarea, ¿verdad?) Quién te iba a decir lo latazo que iba a ser eso de los resúmenes y esquemas, ¿eh? Con trabajo y constancia has ido salvando el curso, aunque sé que aspirabas más al nueve que al ocho, ¿verdad? No pudo ser. Pero me quedo con el buen sabor de una alumna que trabajó y que está dispuesta a seguir trabajando en el próximo curso. Trabaja tu comprensión de los textos y sé más cauta y más calmada a la hora de expresarte. Puedes hacerlo mucho mejor de lo que lo haces. Seguro. Conforme vaya pasando el tiempo va a irte quedando un cada vez mejor sabor de boca del curso que ya toca a su fin. Un abrazo y un placer.

20.  Iván P.: 10. Resumir tu curso en un simple enhorabuena, visto lo que en ti he visto, es una simplicidad sin perdón de Dios. Cierto que, tal como ya tuve la suerte de conocerte el curso anterior, no me sorprende lo más mínimo. Pero, cómo explicarte. Sabes que me encanta la montaña (uno de esos temas con los que cuando el profe comienza no se sabe cuándo termina) y soy un enamorado, por ejemplo de Cazorla. Allí he ido, sin exagerar un buen montón de veces. Años hubo en los que fui allí más de diez veces. Pues bien, no obstante, apenas conozco un puñado de rutas, porque, una vez me gustaba una, no podía resistir el hacerla una y otra vez. Pues eso eres tú: cierto que ya el año pasado te caté y comprobé que eras un alumno excepcional. Este año no me sorprendes, no, pero me encanta volver a hacer la misma ruta y volver a contemplar el mismo paisaje. Nunca pretendes destacar, pero destacas con tan poco… Nunca te quejas, nunca presumes de lo que trabajas y, encima, dices que todo es fácil. Sí, todo es fácil pero para alguien que se lo tiene muy currado desde hace tiempo. Porque yo he tenido ocasión de conocer gente muy lista, de esos que por su inteligencia llaman la atención y que, sin embargo, en la vida se han perdido. Pues bien, a ti te veo bien encontrado.  Un placer, amigo pequeño, un placer.

21.  Daniel R.: 7. Te he puesto el número 21 para que te diera tiempo a llegar y no llegases tarde (XDXDXD). Me encanta cómo te mueves en el aula, cómo te relacionas con todo el mundo, cómo siempre tienes algo que aportar, cómo siempre eres discreto,… Me encanta. Me encantas. He disfrutado mucho contigo y con todas las bromas que hemos ido contando y que se han alargado a lo largo del curso, y que contigo no han sido pocas, ¿verdad? Sigue trabajando duro, pero aún más duro. Porque ni trabajas tan poco como algunos piensan, ni tanto como tú dices a veces. Eres muy consciente de tus posibilidades y de tus dificultades. Creo que te conoces bien. El futuro está en tus manos: depende de tu esfuerzo y tu trabajo. Un placer, Dani.

22.  María R.: 7. Un segundo año contigo lo considero un privilegio. Ay que ver cómo es la chiquilla: le faltará un puchero, pero tiene su genio, ¿eh? ¿Qué decir de María? Que este año te he visto mucho mayor que el curso anterior, que te he visto muy centrada desde el principio, que te lo has currado más y con más constancia, que has aprovechado todo mucho mejor. ¿Qué decir de María? Que es una chica de éxito, aunque este año he estado colgado: no estoy al tanto de los cotilleos. ¿Qué decir de María? Que es una gran amiga, una gran alumna, una gran persona. Que tras esa apariencia frágil se esconde una persona muy fuerte. María, una alegría haberte tenido de nuevo en clase. Un placer.

23.  Camila R.:  3. A la princesa de la clase. Has sido una bocanada de aire fresco en la clase. Has hecho amigos de todos. Has hecho mejores a todo. Ha sido una suerte, una suerte enorme que cayeras en nuestro grupo. Has conseguido que todos se vuelquen. Siempre enamorada… ¡Qué facilidad! Princesa, sí, pero en Disney no he visto a ninguna princesa que coquetease con tantos príncipes. Un abrazo. Sé feliz. Un placer haberte tenido en clase.

24.  José Luis S.: 6. Cómo has cambiado. Me ha resultado increíble comprobar cómo fuiste el año pasado y cómo eres ahora. Creo que he tenido el privilegio de ver, cómo decirlo, un Pokémon evolucionao (XDXDXD). En serio, has pasado a ser un gran trabajador (increíble), siempre atento (increíble), estudiando con constancia (increíble). ¡¡¡Has salido voluntario para hacer exposiciones!!!! ¡¡¡Grande!!! Me alegro un montón de haberte visto así, de haberte visto crecer. Te has hecho mayor. Un placer.

25.  Cristhian S.: 6. Eres un tío estupendo: todo corazón, eres un hombre bueno. Siempre sincero, siempre optimista. No hace falta decirte cuáles son tus errores y animarte a que los corrijas, porque siempre estás presto a verlos y a corregirlos. Tu sonrisa –sé que suena cursi, pero… ¡es verdad!- ilumina la clase. Hablar contigo es un placer, porque siempre escuchas y siempre atiendes a lo que se te dice. Pero yo me quedo, ante todo, con el Cristhian comprensivo y siempre atento con los demás. Sin duda. Ha sido una alegría haberte conocido.

26.  Eva Taimisí S.: 7. Estimada Eva. Vaaaaale, Taimi. Pasó el curso, y con él pasaron los agobios. Siempre asumías que era lo que había, ¿verdad? El agobio era inevitable. Cuando se te ve planificando con las otras del quinteto de la muerte, teníais más peligro que los cuatro jinetes del Apocalipsis. He disfrutado mucho, mucho, viéndoos maquinar… siempre maquinando. Al final, con tu constancia y tu trabajo, siempre calculando, has sabido llegar al final. Y, al final, verdad, no ha sido para tanto, ¿o no? Un abrazo, una suerte haberte tenido siempre ahí, siempre en primera fila.

27.  Paloma T.: 6. Paloma, Paloma… Esa chica tímida que no se atreve nunca a preguntar y que, cuando tiene alguna duda, manda a Lucía por delante, ¿eh? Esa chica que mira hacia abajo para pedir y lo hace con una voz bajita y dulce, casi sin atreverse. Vales mucho más de lo que piensas. Mucho, mucho más. Sé que todo lo que consigues lo haces con mucho, mucho esfuerzo (bueno, a veces, te dejas ir un poco también, ¿verdad?). Y ahora recibes tu premio. He disfrutado mucho teniéndote siempre ahí.  Ha sido un auténtico placer.


28.  Pablo V.: 1

5 comentarios:

Javi Clavero dijo...

Gusto el mio de tenerte como profesor. Te deseo lo mejor y espero que el año que viene te siga viendo por esos pasillos. Si no, en el fondo me alegraré, porque significa que otros alumnos podran aprender del mejor profesor del mundo. Un abrazo!

José Manuel dijo...

Sabes que has sido uno de esos alumnos especiales... Todo un cómplice en clase. Nos hemos reído mucho, ¿eh? Un placer haberte conocido!!!

Javi Clavero dijo...

Gusto el mio de tenerte como profesor. Te deseo lo mejor y espero que el año que viene te siga viendo por esos pasillos. Si no, en el fondo me alegraré, porque significa que otros alumnos podran aprender del mejor profesor del mundo. Un abrazo!

José Manuel dijo...

Un abrazo Javi!!!!

María Reyes 🙊 dijo...

Maestroo, un poco tarde lo siento. Pero bueno decirte que me ha encantado tenerte de tutor estos dos años y que espero que no sea el último. En las recuperaciones septiembre me tienes allí para verte que se te echa de menos ! También decirte que aunque has tenido que darte de baja y no ha sido lo mismo ni tanto tiempo como hubiese querido, ha sido un gran año. Muchísimas gracias por tanto y espero que te vaya muy bien todo.