¿Has estado en la Capilla Sixtina? Pincha en la imagen y date una vueltecita sin aglomeraciones...

Nueva página de Selectividad para Historia del Arte.

Se ha renovado la página de Selectividad de Historia del Arte de nuestra web. Actualizada a día de hoy con todas las orientaciones necesarias para la Selectividad de este año 2021.

Roma'2020. Parece mentira....

Roma'2020. Parece mentira....

Calificaciones aquí en el blog.

El poner las notas aquí en el blog viene para dar respuesta a dos necesidades: la primera que el alumno tenga su nota cuanto antes (no solo es de agradecer, sino que, además, hace que la nota sea verdaderamente útil); y la segunda para que los padres, sin duda, también sepan, lo antes posible y a tiempo, cómo marchan sus hijos.

Es por esto que se ruega que no se hagan circular por otros lugares y otros modos para evitar que se saquen de contexto.

No obstante, si alguna familia tiene problemas con conocer las notas de su hijo por anticipado aquí en el blog, no tiene más que hacérmelo saber.

miércoles, 18 de marzo de 2020

Día 6 después del confinamiento. Miércoles 18 de marzo. Algo muy gordo nos está pasando...



Día 5 después del confinamiento. Miércoles 18 de marzo.

Algo muy gordo nos está pasando. A ver si va a ser el agua…
Dicen que la cosa pasa por encerrarse. Pues mira que estamos encerrados: pero encerrados, encerrados más que un canario, y, sin embargo, esto no hay quien lo pare, algo gordo nos está pasando y nos está cambiando en a saber qué. Te digo yo que sí, que nos estamos transformando y lo peor es que no nos estamos dando ni cuenta. Sí, que estas cosas estoy harto de verlas en las películas: empiezas por portarte un poco rarito y terminas por comerte a la gente.

Están sucediendo fenómenos muy extraños, sí, cosas que antes del confinamiento (en adelante, día C) nunca podrían haber pasado. ¿Te imaginas que antes del día C nos hubieran dicho que le iban a dar cerrojazo a la Liga? Sí, hombre, lo que tú digas: ¡Tocarnos el fútbol! ¡Se busca un Tejero si hace falta!

Bueno, lo más gracioso es que he escuchado que lo mismo dejan de campeón al Barcelona y ya está. ¿Tú ves normal que en Madrid todavía no hayan quemado ni un contenedor? ¿Ves lo que te digo? Abre los ojos: que algo muy gordo nos está pasando.

¿No te parece raro que la gente le diga al niño: “¡Oye, calla un momento por favor, que estoy escuchando al Presidente!”? ¡Escuchar a los políticos! ¿Cuándo has visto eso! Desde luego, antes del Día C nunca.

¿Y te acuerdas cuando la gente miraba seis meses antes y te averiguaba en no sé qué página de la NASA el tiempo que iba a hace el domingo de Ramos? Pues fíjate ahora: se cancelan las procesiones sin que ni siquiera caigan dos gotas y todavía no han matado a nadie. ¿Tú puedes entenderlo? ¡Qué va! Pues ahí no queda la cosa: Que ya no somos los mismos, que te digo yo que no.

Pero ayer fue un día nefasto: mi preocupación se disparó. Porque la cosa se está extendiendo más aprisa de lo que parecía. ¿No has observado un comportamiento muy extraño en los estudiantes? Siempre inventando huelgas y escaqueándose y ahora, de repente, se hartan a trabajar sin que nadie los atosigue, ni se pase lista ni se pongan negativos. Y qué susto me entró por el cuerpo esta mañana: ¡Hasta los alumnos que nunca han clavado un clavo me petaron el correo con sus taras hechas!

Bueno, mi casa, sin ir más lejos, parece una academia: la de Bachillerato sin parar, el de las oposiciones como si se acabara el mundo, pero lo mejor es la del máster con su “oye vamos a terminar de comer rapidito que tengo clases online a las cuatro”.

¿Y qué me dices si antes del día C alguien se hubiera atrevido a tocar la Feria? ¡No lo salva ni las Fuerzas Especiales, la Legión y las fuerzas de intervención rápida de los marines juntos!

Y hoy ha sido la definitiva, la prueba irrefutable que no podrás negar: se atrasa la Eurocopa y, no solo casi no sale en las noticias, sino que a la gente le importa un comino de los chicos. Creo que nos queda muy poco para convertirnos en algo, en algún bicho raro o yo qué sé.

Hasta miedo me da levantarme un día, ir al baño a lavarme la cara. Es que levanto la cabeza con miedo, con un ojo guiñado, porque… ¡Cualquier día me muero del susto al ver a la criatura que aparecerá reflejada en el espejo!

Estamos muy, muy encerrados, así que no queda otra: va a tener que ser el agua.

No hay comentarios: